Un ‘late night’ estadounidense graba en Cuba medio siglo después

~ marzo 5, 2015 ~

Captura“Hola, bienvenidos a Cuba. Soy Conan O’Brien y eso es todo lo que sé decir en español”. Ciertamente, poco más alcanzó a pronunciar en este idioma el conductor de Conan, uno de los late night shows más conocidos de la televisión por cable estadounidense. Lo cual no le impidió grabar un episodio en Cuba, que fue emitido la noche del miércoles 4 de marzo entre gran expectación.

Fiel a su estilo, el comediante llegó con el objetivo de ser él sobre todo el objeto de las risas y burlas de unos cubanos que lo miraban, entre asombrados y horrorizados, pasearse por la capital cubana para indagar sobre los estereotipos sobre la isla.
Visitó La Guarida y allí se filmaron dos episodios uno en los salones del restaurant y otro en la terraza.

10835056_891165600934658_5394946896282788529_o

Y no dejó casi ningún tópico de lado: desde tocar con una banda de salsa cubana hasta apuntarse a unas clases de baile para aprender unos pasos de salsa y “rrrrrumba”, como decía con su fuerte acento. O’Brien también intentó (sin éxito) aprender algo de español y visitó un museo de ron en el que se “emborrachó” ante la avergonzada mirada de la joven empleada que intentaba explicarle los distintos rones en oferta. Durante los cuatro días que estuvo grabando con un pequeño equipo en La Habana, O’Brien tuvo tiempo también para plantarse en una fábrica de puros, donde tampoco dejó a nadie indiferente. Entremedias, muchos mojitos y daiquirís, paseos en coches clásicos estadounidenses y hasta en un Lada soviético, así como una vuelta por el famoso Malecón, el paseo marítimo de la capital cubana.