La Guarida mantiene el espíritu y concepto de Fresa y Chocolate

~ diciembre 30, 2016 ~

15780743_1339839266067287_6156222864479539870_n

Como muchos sabrán por visitarnos físicamente o nuestros espacios en redes sociales, el año 2016 nos trajo muchas alegrías. La celebración de nuestros 20 años de trabajo, las visitas de grandes personalidades y amigos de toda la vida y también, casi a finales de año la restauración capital de la cubierta de nuestros salones tradicionales fueron algunos de los mejores momentos.
“Después de un arduo trabajo durante más de 4 meses las obras de sustitución de la cubierta y mejoramiento de las instalaciones de La Guarida han concluido. Queremos agradecer a todos los trabajadores que en extensas jornadas nos han permitido finalizar una obra tan compleja en tan corto plazo, al equipo de La Guarida por adaptarse a las condiciones adversas en las que hemos tenido que trabajar durante este tiempo y muy especialmente a nuestros clientes que han seguido prefiriendo nuestro espacio a pesar de los inconvenientes propios de la obra” publicaban en la página de Facebook Enrique y Odeysis, los propietarios.
Sobre la restauración, conversamos con Enrique Núñez nuestro propietario quien explico para nuestro blog los detalles de las obras constructivas.
Enrique explica que debido al deterioro y la falta de mantenimiento y sobreuso, los techos de La Guarida estaban en muy mal estado. “Decidimos proceder a la demolición total de los techos y se hizo una sustitución de cubierta y ello conllevó a un proceso de restauración y reconstrucción de la cubierta original, pero sobre todo los detalles de la fachada.
“Ahora estamos realzando y restaurando todos los detalles de la fachada, pero nuestra intención es conservar el ambiente y la ilusión que todo el mundo viene buscando en La Guarida, hemos hecho una inversión enorme con la intención de que parezca que no hemos hecho nada.
“Se mejoraron todos los sistemas, se cambiaron instalaciones hidráulicas, sanitarias, toda la red eléctrica, se mejoraron instalaciones climáticas de la paladar e instalamos un concentrador de datos inteligentes” –aclara Enrique.
“Tenemos ahora la certeza y tranquilidad absoluta de que el edificio tiene eliminadas todas las filtraciones, ganamos en organización, cambiamos paredes de división de ladrillos por estructuras ligeras y además se hizo una exploración de los pisos. Más que nada fue un tema de mantenimiento integral y seguridad de parte nuestra, una garantía total.”
En cuanto a los beneficios de esta restauración para la comunidad, el propietario asegura que “a la vez que cambiamos el sistema de pluviales de todo el edificio ello beneficia a todos los habitantes, también se cambiaron y mejoraron las conexiones de gas y la cometida central de aguas negras de todo el edificio, se arregló y acomodó el cuarto eléctrico, estas son mejoras para la comunidad.
Para el 2017 La Guarida pretende retomar los talleres de verano, “lamentablemente este año no pudimos darles continuidad a los talleres del verano del 2015, las áreas de los talleres las teníamos con material de construcción, ahora con los espacios habilitados retomaremos los talleres de artes plásticas y de iniciación en la cocina. Ofrecimos el espacio de la cocina de La Guarida para la escuela oficios de Centro Habana para que los muchachos hagan prácticas laborales” concluye Enrique.
15672981_1339839336067280_210099722222984887_n

15727098_1339839292733951_3609401777706838600_n