Si hay algo que especialmente disfrutamos de nuestro trabajo es descubrir la emoción y la sorpresa que invade a nuestros clientes cuando llegan por primera vez a La Guarida y quedan sorprendidos por la magia del lugar.